Morales (Vía Célere): «No veo fácil fusiones en el mercado porque no hay un gran número de sinergias entre las empresas»

/
/
Morales (Vía Célere): «No veo fácil fusiones en el mercado porque no hay un gran número de sinergias entre las empresas»

Nos hacemos eco del artículo publicado en El Economista.es en el siguiente link:

https://www.eleconomista.es/vivienda/noticias/11749944/05/22/Morales-Via-Celere-No-veo-facil-fusiones-en-el-mercado-porque-no-hay-un-gran-numero-de-sinergias-entre-las-empresas.html

  1. Luzmelia Torres

7:00 – 5/05/2022

La promotora Vía Célere no solo ha logrado los mejores resultados financieros de su historia: 62 millones de euros de beneficio y la entrega de más de 5.000 viviendas en los últimos tres años, sino que está consolidando su plataforma de BTR con 2.400 viviendas en curso.PUBLICIDAD

El buen momento que vive el sector se ve reflejado en los resultados de Vía Célere.

Ha sido un año fantástico, el año en el que la compañía ha realizado el mayor número de entrega de viviendas con 1.938 unidades, lo que nos pone en una cifra acumulada durante los últimos tres años de 5.140 entregas de viviendas y es una cifra para sentirse orgulloso. Llegar a esa cifra de entregas no es fácil, hay que hacer una buena planificación y control de obras y lo hemos demostrado durante varios años consecutivos.

«En tres años hemos entregado 5.140 viviendas y en BTR 2.000 en construcción en 2021 de las 2.400 en cartera»

De todas las cifras alcanzadas, ¿cuál es la más relevante? PUBLICIDAD

Todas las cifras que hemos alcanzado me hacen mucha ilusión, pero si tengo que destacar alguna, me siento muy orgulloso del Ebitda. Hemos alcanzado los 91 millones de euros con un beneficio neto de 62 millones lo que supone un crecimiento del 24% respecto al año anterior.

Además de conseguir estas cifras, ¿qué más han conseguido en 2021?

Consolidar nuestra plataforma de Build to rent (BTR). El negocio de promoción para alquiler lo tenemos ahí tapadito porque aún no genera resultados, pero lo hará, porque hemos cerrado 2021 con 2.000 viviendas en construcción de las 2.400 que tenemos en cartera. Contamos con una cartera de suelo muy amplia, suficiente para la construcción de casi 20.000 viviendas, por lo que tenemos suelo adicional para destinarlo a carteras de viviendas en alquiler (BTR).

¿Contemplan la venta del negocio BTR o Vía Célere será un ‘mix’ con negocio residencial y patrimonial?

En Vía Célere siempre hemos tenido claro que debemos dedicarnos a aquello que mejor sabemos hacer, que es la promoción de viviendas. Por tanto, en nuestro caso, nunca hemos tenido vocación patrimonialista. Nuestra estrategia en BTR pasa por desarrollar carteras para luego desinvertir y ésta que tenemos en curso es la primera de ellas.

«Subirá la vivienda porque no somos capaces de poner suficiente vivienda nueva en el mercado para satisfacer la demanda»

¿Cuáles han sido los principales cambios en el sector en los últimos años?

El gran cambio que dio el sector inmobiliario después de la crisis de 2008 fue la desaparición de la mayor parte de las promotoras existentes y sólo se quedaron en el mercado jugadores familiares o pequeñas promotoras locales. A partir de ahí, surgieron promotoras residenciales de nueva cuña que se caracterizan por su mayor prudencia financiera, con bajos apalancamientos y una gran exigencia en todas las decisiones de inversión provocada por el tipo de accionistas que tienen, que no son otros que fondos de private equity. Esa es la estructura actual corporativa del negocio promotor. En cuanto al mercado de vivienda, desde hace cinco años existe un desequilibrio estructural entre la oferta y la demanda que no somos capaces de resolver por la falta de disponibilidad de suelo finalista.

¿Habrá fusiones o adquisiciones?

No veo fácil el tema de fusiones y la clave está en que no hay un gran número de sinergias entre las compañías para que se produzcan. A día de hoy sólo puede justificarse una fusión por dos motivos. Uno, por la parte de mercado de capitales, bien sea para ganar tamaño en una futura salida a bolsa o para una emisión de deuda. La justificación por el lado del equity está descartada porque ahora los mercados no reflejan el valor de las inmobiliarias en términos de cotización y esto frena cualquier operación. Por el lado de la emisión de deuda, hemos comprobado con la emisión de bonos verdes, que lo único que es necesario para emitir un bono high yield es tener un tamaño mínimo crítico en términos de Ebitda, con independencia de que seas una empresa cotizada o no. El segundo motivo que puede provocar movimientos de concentración en el sector es el racional del suelo. Una promotora puede buscar una combinación con el fin de acceder a la cartera de suelo de la segunda. En este sentido, Vía Célere posee la mayor cartera de suelo y una de las de mejor calidad del mercado, y por ello no es sorprendente que estemos en todas las quinielas de fusiones. Esto es un halago para nosotros y significa que en el pasado hemos hecho las cosas bien en política de adquisición de suelo.

Descárguese la última revista de Inmobiliaria

¿Cuál va a ser la tendencia en residencial?

Estamos yendo hacia el fenómeno de ‘hotelización’ de nuestro negocio residencial. Nosotros hemos pasado de vender estrictamente un producto, que es una vivienda, a pasar a vender un producto con muchos servicios anejos. Hoy en día el comprador quiere más servicios asociados a la vivienda relacionados con sus necesidades, con las zonas comunes, con servicios de salud, de recogida de paquetería, etc.

¿Cómo saldrá el sector del conflicto geopolítico entre Ucrania y Rusia?

El sector ve con preocupación toda la situación macroeconómica que tenemos alrededor, pero la guerra lo que ha hecho es acentuar una situación que ya teníamos antes como la fuerte inflación en los materiales de construcción. El grueso de la inflación no es de ahora, ya estaba en 2021 y la guerra lo que ha hecho es acentuarlo, provocando que se eleven aún más los costes de construcción, pero pensamos que es algo temporal. Quizás lo que más incidencia ha tenido a corto plazo ha sido la huelga de transportes que hemos sufrido como el resto de sectores, y que en nuestra industria, se ha traducido en algunas paradas de obras porque no tenían materia prima. Ahora esta situación se ha normalizado.

¿Subirá el precio de la vivienda?

La vivienda de obra nueva ya venía experimentando una subida de precios en 2021 y nuestra previsión, antes de que estallara la guerra, era que habría una subida de precios adicional, pero esto no lo provoca la inflación, sino la situación estructural de desequilibrio del mercado, ya que no somos capaces de poner suficiente vivienda nueva en el mercado para hacer frente a la demanda. El año pasado se hicieron unas 114.00 viviendas de obra nueva, pero es una cantidad escasa para satisfacer la fuerte demanda que hay en los principales núcleos urbanos y esto hace que se perpetúe un desequilibrio entre oferta y demanda y los precios suban.

«Consumimos suelo a mayor velocidad de lo que la Administración Pública es capaz de fabricarlo»

¿Limitar la subida del precio del alquiler al 2% es la solución?

Yo creo que no hay que inventar la rueda. Ya se han probado muchas medidas de limitaciones en el mercado del alquiler a nivel internacional y no han funcionado en ningún sitio, pero si hay otras medidas que hemos visto que funcionan en otras ciudades como es la creación de un parque público de vivienda. Ejemplos de ello son países del norte de Europa como Austria o Alemania. La Administración debe ayudar al sector con sus iniciativas privadas y por supuesto, impulsar iniciativas públicas para incrementar la oferta de vivienda y de esta forma abaratarla. No hay otra solución mejor que la intervención por el lado de la oferta, ayudando a que entre todos, pongamos más producto en el mercado. Todas las demás medidas dedicadas a la intervención no funcionan y tienen el efecto contrario, incremento del precio del alquiler y del precio de venta de la vivienda.

¿Qué reto tiene por delante el sector?

El suelo. Porque es nuestra materia prima. Tenemos un problema estructural en el mercado de suelo. Consumimos suelo a mayor velocidad de lo que la Administración es capaz de fabricarlo. Hay que convertir el suelo rústico en urbanizable y eso solo depende de la Administración Pública y ésta se mueve a ritmos más lentos a los que nosotros somos capaces de consumir el suelo y eso es un problema. Por otro lado, necesitamos más estabilidad regulatoria que significa definir claramente las reglas de juego y que no cambien en mitad del partido utilizándolas como moneda de cambio en negociaciones políticas de corto plazo.

Si te ha gustado compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook